23 mar. 2016

EL MUNDO AMARILLO (Albert Espinosa)



TITULO: El mundo amarillo

AUTOR/A: Albert espinosa

EDITORIAL: Debolsillo

Nº PAGINAS: 170



SINOPSIS

El mundo amarillo es un mundo fantástico que quiero compartir contigo. Es el mundo de los descubrimientos que hice durante los diez años que estuve enfermo de cáncer. Es curioso, pero la fuerza, la vitalidad y los hallazgos que haces cuando estás enfermo sirven también cuando estás bien, en día a día.
Este libro pretende que conozcas y entres en este mundo especial y diferente; pero, sobre todo, que descubras a los "amarillos". Ellos son el nuevo escalofón de la amistad, esas personas que no son ni amantes ni amigos, esa gente que se cruza en tu vida y que con una sola conversación puede llegar a cambiártela. No te adelanto más: tendrás que leer este libro para poder empezar a encontrar tus "amarillos". Quizás uno de ellos sea yo...
El mundo amarillo habla de lo sencillo que es creer en los sueños para que éstos se creen. Yes que el creer y el crear están tan sólo a una letra de distancia.
¿Qué esperas a saber quiénes son tus "amarillos?


OPINIÓN PERSONAL


Lo primero que debo decir de este libro es que no ha sido para nada lo que me esperaba. ¿Eso es bueno o es malo? Pues aún sigo sin saberlo.
Lo que yo esperaba era una historia preciosa, con sus personajes y esa ternura que Albert pone en cada una de sus novelas. Había leído que la serie “pulseras rojas” estaba inspirada en este libro y eso me emocionó. Pero me he encontrado con un libro autobiográfico inclinado a la autoayuda.
“El mundo amarillo” ha sido sin duda diferente, me lo regaló una persona muy importante para mí, que me conoce como nadie y sabe que me gustan las historias que escribe Albert Espinosa, y odio admitir que me sentí decepcionada al descubrir que no era lo que imaginaba.
El libro está dividido en cuatro partes que forman parte de un poema “para empezar” “para seguir” “para vivir” y “descansar…”. En la última parte nos explica que son y cómo podemos encontrar a nuestros “amarillos”, es un término que no consigo entender, no me ha llegado dentro y no creo que nadie esté buscando amarillos...
No sé, a mí no me acaba de convencer este libro, no me ha transmitido nada más que tristeza al leer lo que tuvo que pasar el autor en su adolescencia.

En resumen creo que este libro no es para mí, pero por decir algo bueno: el prólogo escrito por Eloy Azorín es lo mejor.